24 de diciembre de 2013

AGRICULTURA DE NAINU FAMILIAR

Geodisio Castillo

Agricultura de nainu familiar en Mandiyala: cultivo de kay y masi. Foto: Gubiler
"Sin dudas, la agricultura familiar es la actividad económica con mayor potencial, no sólo para aumentar la oferta de alimentos en América Latina y el Caribe (ALC), sino también para reducir el desempleo, la pobreza y la desnutrición de las poblaciones más vulnerables de las zonas rurales”. Esta afirmación se realiza en la edición 2014 del informe “Perspectivas de la agricultura y del desarrollo rural en las Américas: una mirada hacia América Latina y el Caribe”. Pero la realidad es otra. Hoy hay más pobreza y desnutrición en las zonas rurales.

Es que la renovada y creciente atención en torno a la agricultura familiar en ALC, es un fenómeno reciente. No hay una definición clara sobre la agricultura familiar. Los pequeños agricultores somos distintos actores sociales agrarios, vivimos momentos diferentes y en contextos regionales y formaciones sociohistórico-culturales diversas.

La FAO (2012) define la agricultura familiar como “…una forma de clasificar la producción agrícola, forestal, pesquera, pastoril y acuícola gestionada y operada por una familia y que depende principalmente de la mano de obra familiar, incluyendo tanto a mujeres como a hombres”.

Desde nuestro concepto la agricultura de nainu, es una agricultura familiar, practicado desde nuestra existencia como pueblo. Su importancia radica en proteger o preservar los cultivos tradicionales como oba (maíz), sia (cacao), mama (yuca), gualu (camote), osi (piña), ogob (coco), bagwa (cardomomo rojo)1, la caza, la pesca artesanal (tanto del río y mar), recolección de productos del bosque2. También el agricultor Guna, ha adaptado otros cultivos no originarios de este continente, como kay (caña de azúcar), oros (arroz blanco), principalmente oros ginnid (arroz rojo), massunnad (plátano), wagmadun (banana), entre otros. De esta forma nuestro pueblo tenía una dieta equilibrada, además de contribuir a la conservación y protección de la biodiversidad agrícola, e igualmente aún mantienen una práctica sostenible de uso de los recursos naturales y su biodiversidad.

La agricultura de nainu familiar, representa el enfoque de la economía solidaria, del bienestar común humano y la naturaleza; es decir, vivir bien – nuedgudisaed, yeridodisaed. Este sistema de producción o fuente de ingreso se basa en la unidad familiar, donde la familia trabaja el nainu, y la producción se dirige a la economía solidaria o autoconsumo y si hay excedentes al mercado interno.

Un buen ejemplo de agricultura de nainu familiar lo podemos encontrar en las comunidades que se encuentran en tierra firme, que lo combinan con sus huertos caseros, como Mandiyala, Cangandi y las comunidades de las Comarcas Gunas de Madungandi y Wargandi, y las comunidades de Paya y Pucuru.

El nainu familiar es la base de otros tipos de agricultura de nainu que se practica en Gunayala, como la comunal, grupal o asociaciones, individual, amigos, prestada (Castillo, 1983). De esta manera hemos estado asegurando una soberana y segura alimentación a nuestra gente, donde el respeto a la vida, los árboles nuestros hermanos y a Nana (Madre Tierra), fundamenta el equilibrio entre los seres humanos y la naturaleza y por ende, a los cambios climáticos.

Lamentablemente la sociedad capitalista que nos rodea, paulatinamente nos está consumiendo, y uno de estos instrumentos es la educación que aún no sigue acorde a nuestra realidad y ahora el multigrado (con solo un educador para varios grados) tiene acción antipedagógica y anticultural.

A pesar de lo dicho en el párrafo anterior, las bases para revalorizar nuestro modo de ser, como la agricultura de nainu familiar, aún sigue en pie, todavía hay tiempo de rescatar estos conocimientos, innovándolos, porque en la actualidad representa una oportunidad para dinamizar la economía local, especialmente cuando hay entidades que apoyan a los productores, el cual no lo aprovechamos debidamente3. Y es tiempo que nuestro gobierno interno para “gobernar nuestro propio destino”, tome las riendas estableciendo sus propias políticas específicas destinadas a la protección de la agricultura de nainu familiar, social, cultural y al bienestar de las comunidades.

En general la agricultura familiar se convierte en un concepto genérico a nivel global que incorpora una diversidad de situaciones específicas y particulares, en las cuales al campesinado corresponde una de esas formas particulares que se constituye como un modo de producir y vivir en sociedad. Aunque no haya números exactos, según el informe "se cree que la agricultura familiar representa cerca del 75% del total de unidades productivas, y que, en algunos países, ese número puede llegar a más del 90%” (CEPAL, FAO, IICA, 2014).

Aunque la agricultura familiar cuente con perspectivas halagadoras tiene muchas limitaciones que la agricultura comercial. "Esas limitaciones sociales y productivas, viene creando una brecha significativa entre los rendimientos de la agricultura familiar y los de la agricultura comercial”.

Notas:

1. El lugar de origen del coco es un tema discutido, algunos autores consideran que proviene de Asia del Sur, otros dicen que proviene del noroeste de América del Sur. De igual forma podría considerarse el origen del cardomomo rojo (siendo el nombre en Guna, muy original – bagwa), es oriunda de las selvas tropicales de la India meridional, y en la actualidad se cultiva también en América Central

2. Productos forestales no maderables (PFNM)

3. Entidades como el Corredor Biológico Mesoamericano del Atlántico Panameño (CBMAP II) de la ANAM, Programa de Pequeñas Donaciones del PNUD-GEF, Embajadas y otras entidades de Asistencia o de Desarrollo

Bibliografía

Castillo, G., 1983. Utilización del bosque y de sistemas agroforestales en la Región de Gardi, Kuna Yala (San Blas, Panamá). Turrialba, Costa Rica. CATIE/UNU. 55 p. + Apéndices

CEPAL, FAO, IICA, 2014. Perspectivas de la agricultura y del desarrollo rural en las Américas: una mirada hacia América Latina y el Caribe. 2014: Resumen Ejecutivo. San José, Costa Rica: IICA. 58 p.

FAO, 2012.  Agricultura Familiar en América Latina y el Caribe – 2012-2015: Marco estratégico de mediano plazo de cooperación de la FAO. 45 p. (Documento aprobado por los países miembros en la XXXII Conferencia Regional de la FAO). v 14.0, Marzo 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario