18 de agosto de 2013

AGRICULTORES DE OROSDUB, MITIGANDO EL CAMBIO CLIMÁTICO

Geodisio Castillo

Nainu de la comunidad de Ordosdub: asociación de plátano/banana-maíz
Los agricultores de la comunidad de Orosdub, en la Comarca Gunayala, Panamá, han finalizado un subproyecto de inversión ambiental auspiciado por el Corredor Biológico Mesoamericano del Atlántico Panameños de la Autoridad Nacional del Ambiente (CBMAP II-ANAM). El Centro de Desarrollo Ambiental y Humano (CENDAH) es el que administró dicho subproyecto de "Conservación ambiental mediante el establecimiento de parcela agroforestal".

El establecimiento de la parcela agroforestal, se basó en el conocimiento tradicional Guna; es decir, se seleccionó un área boscosa negsered (bosque secundario viejo de más de 50 años), en este caso no se quemó la parcela, solamente se socoló o se limpió las hierbas y arbustos y se taló árboles dejando las económicas y medicinales, y posteriormente se sembró plátanos y bananas (Musáceas) y cedro espino (Bombacopsis quinata) entre los escombros y luego cacao (Theobroma cacao) aprovechando la sombra de los plátanos y bananas. Los espacios que quedaron fueron aprovechados para la siembra de maíz (Zea mays). La intención fue aprovechar todo el material orgánico que poco a poco fue pudriéndose y que le sirve de abono orgánico y verde a los cultivos.

Para los agricultores de Orosdub, esta forma de trabajar “lo hemos aprendido desde mucho tiempo, que hasta ahora lo aplicamos”, es conocimiento tradicional que se piensa repicar en otras parcelas a establecerse en el futuro. Ya que han observado que se está olvidando dejar las parcelas por mucho tiempo y cómo recuperar este sistema.

                          Planta de sia – cacao                                           Planta de igsiwala – cedro espino
Es conocido que igual que el cultivo de roza y quema sufre cambios cíclicos de cobertura de tierras de cultivo en barbecho, a bosque joven, a bosque secundario, para regenerar de nuevo como negsered. Sin embargo, durante los últimos 30 años, la intensidad de uso de la tierra ha aumentado en los paisajes de corte y quema de Gunayala, lo que resulta en un cambio de largos ciclos de cultivo – en barbecho de ciclos cortos. El acortamiento de los períodos de barbecho significa que talar y quemar - puede contribuir a la degradación de los bosques debido a la vegetación leñosa aclarado no se le permite regenerarse entre dos ciclos de cultivo.

La forma de no quemar los árboles y arbustos talados podría permitir un aumento en los períodos de cultivo-barbecho largo, que se extiende la rotación, lo que le da a la vegetación más oportunidades para crecer y aumentar las reservas de carbono. El sistema de agricultura de nainu es altamente dinámica en el espacio y el tiempo. Con este sistema agrícola-forestal los agricultores de la comunidad de Orosdub contribuyen a la conservación del ambiente y con ello a la mitigación del cambio climático.

“Queremos tener el nainu como estos bosques que están a nuestro alrededor, porque también nos ofrece alimentos y otras necesidades”, dijo un agricultor que prefirió no decir su nombre. Es que los bosques no solo contribuyen a ofrecer dietas diversas y nutritivas, pero también sostienen la agricultura a través de la provisión de servicios ecosistémicos cruciales, como la polinización, la estabilización de los suelos y la protección de cuencas. Entonces el bosque garantiza la soberanía y seguridad alimentaria y nutricional ha de ser tomado muy en cuenta, porque en gran medida es poco investigada y comprendida (Sunderland, et al, 2013).

Virgilio Martínez, dirigente, observando su nainu y el bosque
Dialogando con los agricultores estos mencionaron que “si el subproyecto luego de terminado el apoyo financiero de parte de CBMAP II-ANAM, le daremos seguimiento, ya que la agricultura antes y después de los apoyos financieros siempre han formado parte de nuestras vidas, es una agricultura de familia”. Para Virgilio Martínez, dirigente del subproyecto agroforestal, la parcela comunal es familiar, aclara: “siempre hemos trabajado en familia y lo comunal es familia, además ya que somos pocos y no nos enredamos con tanta gente, como en otras comunidades ocurren por tener mucha gente”. Es que desde su existencia el pueblo Guna trabaja la tierra familiarmente, y no tanto colectivamente, porque ha ocurrido un proceso desde la agricultura familiar a comunal y a sociedades o grupos agrícolas (Castillo, 2013).

Eso es trabajar organizadamente, administrada por la familia comunal, y depende predominantemente de la fuerza de trabajo familiar no asalariada, donde el hombre debe incluir a la mujer. Algo que nuestra cultura debe retomar. La familia Guna, los hermanos bosques y la agricultura ecológica evolucionan conjuntamente, combinando funciones ambientales, económicas, reproductivas, sociales y culturales.

Con este tipo de subproyecto agroforestal que sirva para conservar el ambiente, estamos asegurando nuestra soberanía alimentaria, asegurando de esta forma nuestra alimentación para el mañana.

CENDAH por su parte agradece a la comunidad de Orosdub, a sus agricultores los gratos momentos pasados, diálogos, talleres participativos realizados y visita y asistencia técnica y administrativa dada al subproyecto. De igual forma nuestro agradecimiento al CBMAP II-ANAM.

_________________

Castillo, G., 2013.   Experiencia económica y gerencia ambiental: diálogo. CENDAH, Panamá. 15 p. http://gubiler.blogspot.com/2013/07/experiencia-economica-y-gerencia.html

Sunderland, T.; Powell, B.; Ickowitz, A.; Foli, S.; Pinedo-Vasquez, M.; Nasi, R.; Padoch, C., 2013. Food security and nutrition: The role of forests. CIFOR, Bogor, Indonesia. 20 p.

Fotos: Gubiler

2 comentarios: