21 de mayo de 2013

"SUR SIA" (CACAO DE MONO): UN CULTIVO QUE ESPERA SER PRODUCIDO

Geodisio Castillo

OROSDUB es como toda comunidad ubicada en el archipiélago de la Comarca Gunayala. Es una comunidad agrícola-forestal y pesquera que se están preparándose para el mañana. Ellos saben que una crisis alimentaria los rodea y por lo tanto, los debe conducir a cambios.

Sur sia (cacao de mono). Foto: Gubiler
También saben que hay oportunidades y estas hay que aprovecharlos, oportunidad de cambio y establecer el rumbo hacia nuevas metas, por el bienestar de la mayoría y no a los intereses de unos pocos. Entonces, debemos que recontruir y fortalecer nuestra gobernanza para enfrentar esta crisis alimentaria, de la que no escaparemos. Trabajar juntos - cuando la comunidad decide es para todos, sin diferencias. Estos ejemplos, es en casi todas nuestras comunidades en Gunayala, es un ejemplo metodológico que deberían aprender los futuros gobernantes, tanto comarcal y nacional.

Árbol de sur sia con frutos. Foto: Gubiler
 El problema de alimentos no es solo una cuestión de producción, sino también un problema de marginalización, desigualdades cada vez más profundas e injusticia social. “Vivimos en un mundo donde producimos más alimentos que nunca y en ningún momento ha habido tantas personas hambrientas”[1].
 
Incrementar la producción es un gran reto posible. Innovar nuestras prácticas y técnicas agroecológicas que aumenten las cosechas, utilizando el suelo y el agua bajo sistemas de producción por nainu más cuidadosa y no depender de insumos que estén fuera de nuestro alcance económicamente. Recuperemos lo que siempre hemos hecho, como la agricultura con laboreo cero o nulo, los cultivos intercalados, policultivos y el uso de fertilizantes orgánicos. Estas prácticas ancestrales también reducirían de forma significativa la huella de carbono de la agricultura.
 
Los agricultores de Orosdub han establecido una parcela agroforestal de cultivo de banana/plátano asociado al cacao (sia), yuca (mama) y cedro espino (igsiwal), como sus cultivos base. Para establecer dicha parcela, su primera actividad fue realizar su plan de nainu o planificación de finca en término occidental. Estos talleres prácticos y participativos fueron ejecutados por técnicos del Centro de Desarrollo Ambiental y Humano (CENDAH).

Diseñando Plan de Nainu, Orosdub. Foto: Gubiler
Para llegar a la parcela uno va observando mucho cultivo de cacao senil (viejo), pero en producción y sin escoba de bruja (Moniliophthora perniciosa) y escasa la moniliasis (Moniliophthora roreri). Eso corrobora que la escoba de bruja aún no ha tocado las parcelas agroforestales del sector. Por lo tanto, las semillas que están utilizando son del lugar y eso es bueno, porque si introducen semillas de otros sectores de la Comarca, que las parcelas sí están plagadas de escoba de bruja y moniliasis, estos acabarían las cosechas.

Oculto bajo la sombra de otros árboles encontramos una especie de fruta parecida al cacao denominado en Guna – sur sia (Herrania purpurea). En idioma castellano tiene varios nombres cacao de mono, cacao de ardilla, cacao chocolatillo, cacao maní, cacao de monte, cacao cimarrón. posee un tronco largo (2-6 m.) y muy delgado casi sin ramas (4 cm. DAP). Sus frutos agridulces son una verdadera delicia al paladar, pertenece a la Familia botánica del cacao común (Theobroma cacao), y de frutos idénticos a éste (elipsoides) pero en miniatura de apenas 8 o 10 centímetros de largo (según la medida que tomamos) y 4–5 cm de ancho, 10-acostillado, de color verde y maduros de color amarillo con muchos tricomas punzantes. Estos frutos también nacen en los troncos y ramas, con muchas semillas cubiertas de un arilo o pulpa blanca, esponjosa, dulces y comestibles.
 
Es endémica de Costa Rica y Panamá. Cada vez raro en la naturaleza, pero que está allí, presente por el río Nabagana, esperando a que lo reproduzcan y se cultive bajo sombra de bosques secundarios o bajo sistema agroforestal.

Estos alimentos que nos proporciona el bosque, de la que estamos olvidándonos o pérdida del conocimiento acerca de los alimentos del bosque y pocas oportunidades para su producción es la que mantuvo a nuestro pueblo contra la desnutrición, fueron dietas saludables. Estos alimentos aún quedan disponibles localmente, no aprovechados y potencialmente más aceptables que otras opciones. Por lo tanto, la investigación será necesaria para recuperar estos alimentos del bosque como sur sia.
 
Este proyecto que ejecuta la comunidad de Orosdub, es gracias al Corredor Biológico Mesoamericano del Atlántico Panameño (CBMAP II) de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), administrado por CENDAH.



[1] Olivier de Schutter, Relator Especial de NNUU para el Derecho a la Alimentación, en la Conferencia de la FAO. Noviembre de 2009.

1 comentario: